20 feb. 2015

Es más complicado mi celular que ir a votar #solamente

Llevo varios días, sino es que meses, escuchando a muchas personas: analistas, políticos, académicos, periodistas e incluso a los magistrados del TSE diciendo que esta elección será la más complicada en la historia. Los comentarios han sido muy floridos desde los que dicen que esto será un completo relajo (claro, que no ocupan esas palabras) hasta los que dicen que lo mejor es no ir a votar. Y esto último es lo que me puso a pensar y me ha generado cierto aviso de alerta.

En primer lugar, quiero recordarles a todos aquellos desmemoriados que en las elecciones para diputados en el 2012 nuestro voto lo hicimos por rostro, ya nos enfrentamos una vez a esas sábanas de papeleta que muchos de manera burlesca mencionan, así que ver la fila de caritas no será nuevo. Ya una vez votamos por rostro y no p
asó nada, sólo -nótese la irónia- nos deshicimos de algunos diputados que se encontraban petrificados en sus curules.

En segundo lugar, lo único diferente que tendrán estas elecciones son dos detalles importantes y que no deben de dejarse de lado: el voto por diputados por PARLACEN que será una papeleta con 20 propuestas de varios partidos políticos; y lo otro diferente, es que podremos votar de manera cruzada, es decir, podremos marcar los rostros de candidatos de diferentes partidos políticos, sólo tenemos que tener muy claro: cuántos diputados son los que debemos marcar en nuestro departamento, o sea el número de marcas para que no nos pasemos.

Y en tercer lugar, quiero recordarles que el conteo de los votos no lo haremos los votantes, lo hará el Tribunal Supremo Electoral que es el que está llamado a conocer y verificar que nuestros votos sean asignados y contados bien. Así que si el Magistrado Presidente del TSE, Julio Olivo, dice que será complicada la votación, espero que lo diga porque está consciente del reto y responsabilidad que tiene el TSE, que dicho sea, son declaraciones que creo no debió dar, ya que crean zozobra en la población quienes ya estamos bastante intoxicados de la campaña electoral.

Mi llamado es que no caigamos en el juego de la desinformación al que muchos se están prestando al asegurar que las próximas elecciones serán complicadas y confusas. Este tipo de comentarios, sumados a la campaña electoral de los partidos y a la pobre campaña de difusión del TSE, pueden llegar a provocar que las personas el próximo 1 de marzo no asistan a las urnas…. Eso, el abstencionismo, si nos puede generar un grave daño a la sociedad salvadoreña.    


Además, los salvadoreños no podemos seguir soportando que en nuestra cara los analistas y los políticos nos estén diciendo que somos tontos y que no podremos votar en las elecciones ya que el proceso es “complicado”. Complicados, señores, son los Smartphone y todos los utilizamos, y cuando digo todos, es todos... los vendedores informales, la señora de la tienda, personas de la 3ra edad... todos.