24 ago. 2016

Imágenes violentas en los medios no tradicionales

Hace 10 años exactamente, en el año 2006,  varios  directores de medios de comunicación  salvadoreños crearon Medio Unidos por la Paz, MEUNO, en el cual se establecieron once principios los cuales están encaminados a eliminar la violencia explícita en los medios, respetar la dignidad de las víctimas y de sus audiencias, entre otros elementos; pero ¿qué pasa cuando el emisor de información no es un medio de comunicación?, es decir ¿qué sucede con aquellos sitios web o redes sociales que exponen imágenes violentas?

No estoy hablando de imágenes que son controversiales o que hay que tener conocimiento y criterio profesional para saber si son violentas o no, en realidad no se trata de eso. Me estoy refiriendo a aquellas imágenes que son directamente brutales y totalmente explícitas y que circulan en el ciberespacio salvadoreño. Por ejemplo, el “blog informativo”, como ellos se denominan, GC Noticias,  y la cuenta de Twitter ITR Noticias [@ITRnoticias] son espacios plagados de información e imágenes violentas, en las que evidentemente se carece de ética periodística y no se aplica ningún filtro o criterio informativo de publicación.

Yo creo que el uso de imágenes de este tipo puede traer fuertes consecuencias psicológicas, además de una fuerte desvalorización de nuestra sociedad. Por ejemplo, al consumir este tipo de información, estamos “dando fama a los criminales” y fomentando a que sigan cometiendo estos crímenes. También nosotros nos convertimos en máquinas propagandísticas al viralizar estos contenidos.  ¿Queremos ayudarlos a difundir estas imágenes?”, me pregunto.

Por otro lado, estas imágenes se vuelven particularmente traumáticas cuando los lectores se encuentran con videos o fotografías que se reproducen automáticamente, lo que anula nuestra capacidad para controlar la experiencia de la visualización.


Bien dicen que la muerte y la sangre venden, como reza una conocida frase en el ambiente mediático; y aunque en el ciberespacio salvadoreño estos blogs y cuentas de redes sociales no se lucran económicamente de sus publicaciones sangrientas, lo que sí hacen es tratar de obtener más seguidores a diario.